HUEVOS BENEDICTINOS DESLACTOSADOS

4 porciones – Tiempo de preparación: 30 minutos – Tiempo total: 45 minutos

Para la salsa holandesa

  • 2 yemas de huevo medianas
  • 1 cucharada de jugo de limón fresco
  • 3 cucharadas de aceite de coco, calentado a 35 °C aproximadamente
  • ½ cucharadita de sal de mar
  • 1/8 de cucharadita de páprika

Para los benedictinos

  • 2 panecillos de granos germinados rebanados a la mitad y tostados
  • 4 tazas de baby, hervidas
  • 4 rebanadas de tocino de pavo libre de nitratos, cocidas
  • 4 huevos pochados
  • 4 tazas de zarzamoras y moras azules

Para preparar la salsa holandesa: Llena una licuadora con agua hirviendo, tápala y déjala reposar durante 10 minutos para calentar la jarra. Tira el agua y seca la jarra de la licuadora perfectamente. Licua las yemas de huevo y el jugo de limón a velocidad baja. Lentamente vierte el aceite de coco caliente a través de la abertura, con la licuadora encendida a velocidad baja. Sazona con la sal y la páprika.

Para preparar los huevos benedictinos: Coloca cantidades iguales de espinacas sobre las mitades de los panecillos, tocino y un huevo pochado. Vierte encima la salsa holandesa y sirve de inmediato con 1 taza de moras por cada porción.

Tip: Esta receta es definitivamente maravillosa para una ocasión especial. Nadie creería que esta receta entra en una “dieta”.

Tip: La salsa puede prepararse con anticipación y conservarse en refrigeración; recaliéntala despacio a fuego bajo, moviendo constantemente. Esta salsa también es muy buena para sumergir verduras.