RISOTTO DE QUINUA Y POLLO

6 a 8 porciones

  • 700 gramos de fajitas de deshuesadas y sin piel
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla pequeña en rodajas delgadas
  • 1 pimiento rojo desflemado * y en rebanadas delgadas
  • 1 pimiento amarillo desflemado y en rebanadas delgadas
  • 5 dientes de ajo picados finamente
  • Sal de mar
  • Pimienta negra recién molida
  • 4 cucharadas de hummus
  • 1 taza de quínoa cocida
  • 20 hojas de albahaca fresca cortadas en chiffonade

* Desflemar. Es un proceso culinario que consiste en pasar por agua caliente y sal una hortaliza para quitar el sabor fuerte o suavizarla, como en el caso de la cebolla, las berenjenas y los nopales, entre otros. También se puede realizar con vinagre. No se debe confundir este término con flamear.

Corta el pollo en pedazos de medio centímetro y deja de lado.

En una sartén antiadherente, calienta el aceite. Sofríe el pollo durante 5 minutos, hasta que adquiera un color dorado.

Agrega la cebolla y los pimientos. Sofríe durante 1 o 2 minutos más. Incorpora el ajo y saltea la mezcla durante 1 o 2 minutos más hasta que los pimientos estén suaves, pero no pierdan su color. Sazona al gusto con sal y pimienta. Quita la sartén del fuego.

Revuelve con el Hummus. Agrega la quinua y la albahaca, y revuelve hasta que la albahaca se suavice. Sírvelo caliente.